30 jun. 2012


Desnudas
recorriendo el cielo 
de las que no saben 
a donde queda el infierno.


Inventamos el lenguaje 
de las que no tienen nombre 
cantando canciones de agua 
sobre nuestras pieles.


A nadie pedimos permiso 
para tocar 
de norte a sur 
estas tierras nuestras.


No hay límite capaz 
de detener los ríos cristalinos 
de nuestra ansiedad.


No hay silencio capaz 
de negar nuestros deseos.

 
Gabriela Alicia Lorenzo


MUCHAS GRACIAS:















29 jun. 2012


No te rindas, aún estás a tiempo.
De alcanzar y comenzar de nuevo. 
Aceptar tus sombras.
Enterrar tus miedos.
Liberar el lastre,.
Retomar el vuelo. 


No te rindas que la vida es eso.
Continuar el viaje.
Perseguir tus sueños. 
Destrabar el tiempo. 
Correr los escombros. 
Y destapar el cielo. 


No te rindas, por favor no cedas. 
Aunque el frío queme. 
Aunque el miedo muerda. 
Aunque el sol se esconda.


Y se calle el viento, Aún hay fuego en tu alma.
Aún hay vida en tus sueños. 
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo. 
Porque lo has querido y porque te quiero.
Porque existe el vino y el amor, es cierto. 
Porque no hay heridas que no cure el tiempo. 

Abrir las puertas.
Quitar los cerrojos. 
Abandonar las murallas que te protegieron. 
Vivir la vida y aceptar el reto. 
Recuperar la risa. 
Ensayar un canto. 
Bajar la guardia y extender las manos. 
Desplegar las alas.
 E intentar de nuevo. 
Celebrar la vida y retomar los cielos. 


No te rindas, por favor no cedas. 
Aunque el frío queme. 
Aunque el miedo muerda. 
Aunque el sol se ponga y se calle el viento. 
Aún hay fuego en tu alma. 
Aún hay vida en tus sueños. 
Porque cada día es un comienzo nuevo. 
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero. 


Mario Benedetti

















28 jun. 2012



Que no te falte tiempo
para comer con los amigos
partir el pan,
reconocerse en las miradas.
Deseo que la noche
se te transforme en música
y la mesa en un largo
sonido de campanas.
Que nada te desvíe,
que nada te disturbe
que siempre tengas algo
de hoy para mañana
y que lo sepas dar
para regar las plantas
para cortar la leña,
para encender el fuego,
para ganar la lucha,
para que tengas paz.
Que es la grave tarea
que me he impuesto
esta noche
hermano mío. 


Hamlet Lima Quintana











27 jun. 2012



Yo no tengo que fingir
no tengo que pensar
lo que otro quiera

No tengo que sonreír
ni mirarte
si no quiero

Debes saberlo:

No vuelvo
no
Porque no pueda
Sino porque no quiero

Avísame
cuando requieras:

más tiempo
más atención
más dinero
más sexo

Para entonces
espero estar tan lejos
que tu búsqueda sea
solitariamente abrumadora.
Aún más que la mía.

Debes saberlo:

No vuelvo
no
porque no pueda
sino porque no quiero

Quisiera mencionar
tu mejor valor

Pero no me sirves
ni en la cama
ni en secreto
ni en discusión

Debes saberlo:

No vuelvo
no
porque no pueda
sino porque no quiero

Quién asegura
que tu mano tendida
es signo de bondad

Es sólo
un gesto agresivo
de soledad

Debes saberlo:
No tengo que sonreír
ni mirarte
y no vuelvo
porque ya no quiero.

Johanna Godoy



GRACIAS: nueces-y-manies.blogspot.com.ar










26 jun. 2012


Quebrá la luna entre tus manos,
hacela pedazos
y úntate de su polvo fino y negro.

Protejámonos de los símbolos
y de los sueños,
cubrámonos de las frustraciones
con una costra dura de realidad.

Aceptemos el día como día
y la noche como noche,
pasando por el tiempo
con la espalda recta y los ojos secos;
porque la mente no es dueña de la vida
y los deseos no son las leyes:
hay que acatar la moral y el orden,
revestirnos de una sonrisa de bolsillo,
apretarnos el corazón en un puño
y aceptar el sacrificio.


Gioconda Belli










25 jun. 2012

¿Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo?
Que uno sólo tiene que buscarlo y dárselo.
Que nadie establece normas ,salvo la vida.
Que la vida, sin ciertas normas, pierde forma.
Que la forma no se pierde con abrirnos.
Que abrirnos no es amar indiscriminadamente.
Que no está prohibido amar.
Que tambien se puede odiar.
Que el odio y el amor son afectos.
Que la agresión porque sí, hiere mucho.
Que las heridas se cierran.
Que las puertas no deben cerrarse.
Que la mayor puerta es el afecto.
Que los afectos nos definen.
Que definirse no es remar contra la corriente.
Que no cuanto más fuerte se hace el trazo más se dibuja.
Que buscar un equilibrio no implica ser tibio.
Que negar palabras implica abrir distancias.
Que encontrarse es muy hermoso.
Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida.
Que la vida parte del sexo.
Que el "por qué" de los niños tiene un por qué.
Que querer saber de alguien no es sólo curiosidad.
Que para saber todo de todos es curiosidad malsana.
Que nunca está de más agradecer.
Que la autodeterminación no es hacer las cosas solo.
Que nadie quiere estar solo.
Que para no estar solo hay que dar.
Que para dar debimos recibir antes.
Que para que nos den también hay que saber cómo pedir.
Que saber pedir no es regalarse.
Que regalarse es, en definitiva, no quererse.
Que para que nos quieran debemos demostrar qué somos.
Que para que alguien 'sea' hay que ayudarlo.
Que ayudar es poder alentar y apoyar.
Que adular no es ayudar.
Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara.
Que las cosas cara a cara son honestas.
Que nadie es honesto porque no roba.
Que el que roba no es ladrón por placer.
Que cuando no hay placer en las cosas no se está viviendo.
Que para sentir la vida no hay que olvidarse que existe la muerte.
Que se puede estar muerto en vida.
Que se siente con el cuerpo y la mente.
Que con los oídos se escucha.
Que cuesta ser sensible y no herirse.
Que herirse no es desangrarse.
Que para no ser heridos levantamos muros.
Que quien siembra muros no recoge nada.
Que casi todos somos albañiles de muros.
Que sería mejor construir puentes.
Que sobre ellos se va a la otra orilla y también se vuelve.
Que volver no implica retroceder.
Que retroceder también puede ser avanzar.
Que no por mucho avanzar se amanece cerca del sol.

Cómo hacerte saber que nadie establece normas, salvo la vida.




Mario Benedetti















24 jun. 2012


Pensé ojalá que no,
pero esta vez podría ser la última vez.
Con el nuevo deseo
más tierno que otras noches.
De la mujer primicia reconocí las piernas.
Que afortunadamente no eran de carrara.
Luego posé mi palma sobre la hierba buena.
Viajé moroso y sabio por el viento y sus poros.
Y supe que mi mano feliz agradecía.
Me demoré en el flanco y en la dulce hondonada.
Me conmoví con valles, senderos y colinas.
Y aunque por suerte no eran de coral ni de braza.
Con el pulgar y el índice acaricié los labios
y deslicé mi mano por debajo del cuello
que afortunadamente no era de alabastro.

Pensé ojalá que no,
pero esta vez podría ser la última vez.
Y si después de todo, esta vez es la última.
Cómo haré en mis vigilias sueños y duermevelas.
De dónde sacaré la fuerza y el olvido
para desentenderme de esta magia en tinieblas.

Y si después de todo, esta vez es la última.
Entonces cómo haré para tomar distancia
de este vasto paisaje, de este cuerpo horizonte,
de esta comarca en paz, de esta dulce morada.

Y si después de todo esta vez es la última.
Entonces cómo haré para hablar este idioma
que he aprendido y aprendo a golpes de dulzura
a ráfagas de amor, a salvas de memoria.

Pensé ojalá que no,
pero esta vez podría ser la última vez.

¿Cuándo fue la primera vez que hiciste algo por el ...

Ojalá que no 
 Mario Benedetti






23 jun. 2012



(Emulando a Federico García Lorca) 


Estoy loca 
porque nadie podrá darme 
distancias, ni límites, ni futuros 
eso sólo yo puedo dármelos. 

Quiero que todas se enteren 
que estoy loca 
por no encontrar lo que yo buscaba. 
Lo busqué debajo de las piedras 
debajo de las raíces 
de la médula del aire 
y lo que encontré 
fue la verdad 
de las cosas equivocadas. 

Por eso estoy loca 
por no poder irme con el primer paisaje 
y volar mezclada con el amor 
el vuelo de siempre 
sobre mi lecho vacío. 
Por querer mi libertad 
mi amor humano, 
porque la aurora llegó 
y no la recibí en mi boca. 
Porque aquí en mi locura 
no hay mañanas 
ni esperanzas posibles 
sólo ese rumor de suicidio 
que anima mis madrugadas. 
Porque tengo océanos de ternura 
para aquellos que arrugaron mi corazón de niña 
y me negaron una vida más digna. 

Si, estoy loca 
porque amo a Tchaikhosky 
Jacobo Cárcamo 
Roque Dalton 
y a Morazán. 
Porque amo la luna 
el sol, las estrellas 
la música 
y las montañas. 
Porque amo a pucho 
a los niños a Walda 
y a Pink Floyd. 

Estoy loca 
porque me alimento de muerte 
y miseria en el guaro. 
Porque amo a Dios 
y admiro a Marx 
porque amo la paz 
de los cementerios. 

Mi locura señores 
es encontrarme pequeñas criaturas 
enterradas bajo pedazos de cartón 
Federico decía 
estos niños cuando se levantan 
parecen golondrinas con muletas. 

Esa es mi locura 
contrariar a chicos plásticos 
que leen Vanidades, Cosmopólitan 
y “Nuestra Tegucigalpa” 
Mi locura está 
en el humo asfixiante
que me da la zona peatonal 
y el dolor cansado e infinito 
que me dio la calle real. 

Estoy loca porque salpicaron de lodo 
mis pupilas límpidas 
mientras esta agonía de dolor 
siempre quiere acostarse conmigo. 
Si, estoy loca de dolor 
de amor 
de rabia por mi impotencia 
por mi resistencia de cucaracha 
por los gemidos que golpean 
las ventanas de mi alma. 
Estoy loca por hacer rabiar 
a las señoronas ignorantes 
cada vez que sus maridos cornudos 
fijan sus ojos 
en mis tetas caídas sin sostén 
Que se enteren que mi locura 
sienta sus bases 
en decir casi siempre lo que pienso 
y si a veces callo 
es por no herir susceptibilidades 
o por consideración 
- ¡Qué esfuerzo Dios mío! - 

Estoy loca 
por desenmascarar 
a la gente y su indecencia 
por corruptos 
ladrones 
asesinos 
explotadores 
vende – patrias 
y sobre todo 
porque odio los prejuicios 
de aquellas y aquellos 
que sólo saben señalar 
mas no ven el tumor 
que tienen en la próstata 
y vagina. 

Por todas esas cosas 
que sé y me callo 
es que estoy loca. 


Juana Pavón
















22 jun. 2012


"Sólo en sueños, en la poesía, en el juego —encender una vela, andar con ella por el corredor— nos asomamos a veces a lo que fuimos antes de ser esto que vaya a saber si somos."


Julio Cortázar










21 jun. 2012


En nuestra vida, aún cuando un episodio resulte en una caída 
fuerte o una quemadura seria, 
siempre hay otro episodio esperándonos, 
y luego otro. 
Siempre hay más oportunidades de hacerlo bien, 
de labrar nuestra vida del modo en que merecemos tenerla. 
No pierdas tu tiempo odiando un fracaso. 
El fracaso es mejor maestro que el éxito. 
Escucha, aprende, sigue adelante. 


Clarisa Pinkola Estés 
 "Mujeres que corren con los lobos"

















20 jun. 2012


"A mí me cuesta ser cariñoso, inclusive en la vida amorosa. 
Siempre doy menos de lo que tengo. 
Mi estilo de querer es ése, un poco reticente, reservando, el 
máximo sólo para las grandes ocasiones. 
De modo que si siempre estuviera expresando el máximo 
¿qué dejaría para esos momentos 
(siempre hay cuatro o cinco en cada vida, en cada individuo) 
en que uno debe apelar el corazón en 
pleno? 
También siento un leve resquemor frente a lo cursi, y a mí lo cursi 
me parece justamente eso: 
andar siempre con el corazón en la mano."


La tregua 
Mario Benedetti









19 jun. 2012


Ahora es el momento de hacer lo que más quieres.
No esperes al lunes, ni esperes a mañana.
Que no aumente ante ti la caravana
de sueños pisoteados. Ya no esperes.

No reprimas por miedo o cobardía.
No postergues la vida con más muerte,
y no esperes nada de la suerte
que no hay más que tu tesón y tu energía.

Si tu sueño es hermoso dale forma
como esculpe el arroyo la ribera;
como el viento que vive y se transforma.

Y para que todo resulte a tu manera,
redacta para ti mismo tu norma
y convierte tu otoño en primavera.


E. J. Malinowski