5 jul. 2011



Con cierta gente,
uno se siente incómodo
como cuando tiene arena en el espinazo
o un clavo en la bota
y busca la puerta de salida con urgencia.
Con otra gente,
uno estira las piernas -se afloja-
enciende un cigarrillo
lee un verso
se agarra de las mechas por ideas políticas,
habla del hijo que se engendró una vez
entre girasoles,
recibe un puñete de frente,
lo devuelve,
come pan
y duerme en la misma pieza.
Por suerte
ésta última es la mayoría.
Todo es cuestión de encontrarse.



Situaciones
Delia Domínguez






13 comentarios:

  1. Aunque no me disgustaría ser la piedra en el zapato de certas gentes, y la brisa del mar, en el rostro de otras...

    ResponderEliminar
  2. Divino divino!!! jeje!

    Besotes Nina =)

    ResponderEliminar
  3. Si la conexión no sucede naturalmente, no tiene que ser.

    ResponderEliminar
  4. Afortunadamente hace mucho que aprendí a no malgastar mi tiempo con los primeros (sólo las relaciones laborales obligan. Y a veces ciertos miembros de la familia). De los segundos con un sólo par de personas hubiese bastado, pero por increíble que a veces pueda parecer, son muchos más...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, que me ha encantado eso de los hijos engendrados entre los girasoles...

    ResponderEliminar
  6. De lo mejorcito que has subido Linda!!!

    besos muchosss

    ResponderEliminar
  7. Todo es cuestión de encontrarse.

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo.

    Y si, se encuentran. Solo hace falta que se tengan ganas de buscar.

    ResponderEliminar
  9. EXACTO!!! TODO ES CUESTIÓN DE ENCONTRARSE.
    UN ABRAZO NINA.

    ResponderEliminar
  10. Nina, muy buen texto que hace reflexionar sobre la posibilidad de encontrarnos. Pero, ¿sabes qué? Soy bastante pesimista en esto, creo que es muy difícil encontrarnos, no hablo de hacer fuerza para creer que nos encontramos, hablo de encontrarnos en serio.
    Un beso.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  11. Me encantó!!!!! como siempre!!!!!.. "es cuestión de encontrarse"

    ResponderEliminar
  12. Valoro demasiado a esos especiales que describes, los encuentro y los llevo conmigo.

    Un placer saludarte Nina.

    ResponderEliminar