22 oct. 2011



¿Mi reloj está detenido? No. Pero las agujas no dan la sensación de girar. No mirarlas. Pensar en otra cosa, en cualquier cosa: en este día detrás de mí, tranquilo y coti­diano, a pesar de la agitaciónde la espera.


Enternecimiento del despertar. André estabaencogido sobre la  cama, los ojos cubiertos con una venda, la mano apoyada en lapared, con gesto infantil, como si en la confusión del sueño hubiera necesitado experimentar la solidez del mundo.Me senté en el borde de la cama, apo­yé lamano sobre su hombro. Se arrancó la venda, una sonrisa se dibujó sobre su rostro desconcertado







Simone de Beauvoir





6 comentarios:

  1. "este día detrás de mí, tranquilo y cotidiano"
    me encanta la frase y hasta suena fácil, jaja
    un beso

    ResponderEliminar
  2. A menudo, cuando duermo hay alguien que me toca con su pie porque necesita experimentar la solidez de mi presencia. Quizás no me experimente sólo a mí, sino al mundo y a la vida....Siempre me gusta El Castor. Besos

    ResponderEliminar
  3. Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

    Saludos!

    ResponderEliminar