9 jun. 2011



    "Yo no sé, mira, es terrible cómo llueve. Llueve todo el tiempo, afuera tupido y gris, aquí contra el balcón con goterones cuajados y duros, que hacen plaf y se aplastan como bofetadas uno detrás de otro, qué hastío. Ahora aparece una gotita en lo alto del marco de la ventana; se queda temblequeando contra el cielo que la triza en mil brillos apagados, va creciendo y se tambalea, ya va a caer y no se cae, todavía no se cae. Está prendida con todas las uñas, no quiere caerse y se la ve que se agarra con los dientes, mientras le crece la barriga; ya es una gotaza que cuelga majestuosa, y de pronto zup, ahí va, plaf, deshecha, nada, una viscosidad en el mármol.
 
    Pero las hay que se suicidan y se entregan enseguida, brotan en el marco y ahí mismo se tiran; me parece ver la vibración del salto, sus piernitas desprendiéndose y el grito que las emborracha en esa nada del caer y aniquilarse. Tristes gotas, redondas inocentes gotas. Adiós gotas. Adiós."


Aplastamiento de las gotas
Julio Cortázar 





9 comentarios:

  1. Lo más absurdo resulta encantador, lo más cotidiano cobra magia en sus letras. Besos de cronopio

    ResponderEliminar
  2. Julito será siempre Julito.

    Yo tb soy cronopio.

    Un beso o 2 #

    Saldrá mi comentario...? Ya no sé qué inventar para que salga :(

    ResponderEliminar
  3. Que leve y fugaz la existencia de las gotas. Y sin embargo, son eternas.

    ResponderEliminar
  4. ¡Nuestro querido Cronopio!


    Muchos besos y cariños para ti, mi niña :)

    ResponderEliminar
  5. lo lei escuchando en mi mente, el relato de su voz... :)

    besos

    ResponderEliminar
  6. "sus piernitas desprendiéndose" ese hombre no puede ser más tierno, dan ganas de abrazarlo después de leer sus textos.
    beso grande

    ResponderEliminar
  7. Me encanta este texto, es tan descriptivo, pobre gota. Y narrado con su voz con la r que patina es genial.

    Abrazos totales.

    ResponderEliminar
  8. Me supo a un deja vú, algo que leí en una propaganda de un diario local. Hablaban también de gotas, no de lluvia, pero sí de gotas a punto de caer. Ahora veo de dónde salió la inspiración.

    Parafraseando a Cortázar.

    ResponderEliminar
  9. La triste y corta vida de las gotas.
    Que buena mirada la suya.

    Besos.

    ResponderEliminar