24 jun. 2011


"Esa mujer es una casa secreta.
En sus rincones, guarda voces y esconde fantasmas.
En las noches de invierno, humea.
Quien en ella entra, dicen, nunca más sale.
Yo atravieso el hondo foso que la rodea. En esa casa seré habitado. En ella me espera el vino que me beberá. Muy
suavemente golpeo la puerta, y espero."




"Arránqueme, señora, las ropas y las dudas. Desnúdeme, desnúdeme."

 
Eduardo Galeano







9 comentarios:

  1. Pura invitación, pura seducción.

    Saludos, Nina.

    ResponderEliminar
  2. Oh! Y a mí que no me gusta que me llamen señora, que pienso que me hace vieja, ahora tengo claro que quiero que me digan señora de ese modo!!! Y ser una casa y el vino que él se beba...
    Me encanta esta y tus últimas entradas, aunque no haya comentado.
    Beso, Nina

    ResponderEliminar
  3. Aiins! yo quiero ser "esa mujer" para "ese hombre"...

    Ya que te gustó tanto el poema de ayer hoy no me resistí y subi otro de la misma escritora, tambien hermoso, cuando quieras pasate por "mi casa"

    Besote grande Nina y buen comienzo de finde =)

    ResponderEliminar
  4. No sé quién querría salir de esa mujer. No sé.

    ResponderEliminar
  5. ohhh siii este me gusta! Acá disfruto de la buena vibra! llegaron con moño rojo!

    ResponderEliminar
  6. Yo para que me desnude una mujer casi siempre estoy dispuesto.

    ResponderEliminar
  7. Como desea a esa mujer! y tan tierno el final "Muy
    suavemente golpeo la puerta, y espero." espero que no lo haga esperar mucho.
    Muy linda entrada Nina! Un beso grande!

    ResponderEliminar
  8. wow! qué post impresionante! me encanta todo, todo mucho, cada uno por separado y los tres juntos.
    te acabo de citar en el blog de guille por un poema que publicaste hace tiempo, que imprimí y tengo siempre acá a mano.
    una cosa más, creo que solucioné el tema de los comentarios en el blog, te espero cuando quieras, siempre.
    beso

    ResponderEliminar