21 jul. 2013



Para fugarnos de la tierra

un libro es el mejor bajel;
y se viaja mejor en el poema
que en el más brioso y rápido corcel

Aún el más pobre puede hacerlo,
nada por ello ha de pagar:
el alma en el transporte de su sueño
se nutre sólo de silencio y paz.





MILLONES DE GRACIAS: 
una chica de ojos marrones





































2 comentarios: