6 jun. 2013



¿Por qué será que lo verdadero es siempre un poco cursi? Los pensamientos sirven para edificar lo digno sin excusas, lo estoico sin claudicación, el equilibrio sin reservas, pero las excusas, las claudicaciones, las reservas, están agazapadas en la realidad, y cuando allí llegamos, nos desarman, nos aflojan. Cuanto más dignos son los propósitos a cumplir, más ridículos parecen los propósitos incumplidos.





La tregua
Mario Benedetti































2 comentarios: