16 oct. 2012


"Sabía que estaba otra vez de su lado, que no se había ahogado, que él la estaba sosteniendo a flor de agua y que en el fondo era una lástima, una maravillosa lástima. Los dos lo sintieron en el mismo instante, y resbalaron el uno hacia el otro como para caer en ellos mismos, en la tierra común donde las palabras y las caricias y las bocas los envolvían como la circunferencia al círculo, esas metáforas tranquilizadoras, esa vieja tristeza satisfecha de volver a ser el de siempre, de continuar, de mantenerse a flote contra viento y marea, contra el llamado y la caída."


Rayuel
Julio Cortazar 








2 comentarios:

  1. una maravilla...
    una nunca se cansa de releer (aunque sea a trocitos) la rayuela...
    mil gracias por compartir esta cita...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡MILLONES DE GRACIAS a vos por pasar siempre por aquí!

      Besotón! :)

      Eliminar