16 jun. 2012


“Una gran suerte acaba de dárseme. Bruscamente, ya no estaba sola. Hasta entonces, los hombres que me habían interesado eran de una especie diferente a la mía. Me era imposible comunicarme con ellos sin reserva. Sartre respondía exactamente a mi voto de los quince años: era el doble en quien reencontraba, llevadas a la incandescencia, todas mis manías. Con él, podría simplemente compartirlo todo. Cuando lo conocí, supe que nunca más saldría de mi vida."




Simone de Beauvoir 





Fotografía de Antanas Sutkus,
Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir,
en el verano de 1965.

MUCHAS GRACIAS: Mariana Finochietto


















6 comentarios:

  1. Que si los verdaderos amores existen???
    Supongo que este bello escrito me lo confirma!!!
    Besos Nina!!!

    ResponderEliminar
  2. Bestial, Brutal en efecto... un viso a la esperanza...

    ResponderEliminar
  3. Simplemente me encanta. Ellos me encantan...Beso

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Es tan tan pero tan lindo y esperanzador!!:)

    ResponderEliminar
  5. "era el doble en quien reencontraba, llevadas a la incandescencia, todas mis manías..."
    Genial!!

    ResponderEliminar