16 abr. 2012



"Todo ser humano en su alma tiene un sonido muy bajito. Es el sonido de su esencia, de su ser. Y si los actos de su vida no coinciden con esa nota, esa persona no puede ser feliz."






Nikita Mijalko











5 comentarios:

  1. Como si fuéramos un exótico instrumento que es necesario afinar.
    Ser coherentes... es verdad que eso da felicidad... no es fácil eh...
    "Hacer lo que se dice, decir lo que se piensa."
    Muy linda entrada.
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh.. que frases mas bonitas nos pones!!!!!! Hacen reflexionar mucho mucho mucho...
    un besazo desde España

    ResponderEliminar
  3. Muy muy linda :)
    Hay que rodearnos de personas que estén en nuestra misma frecuencia :)

    Besos!!
    Fabi

    ResponderEliminar
  4. Compro todo tipo de deseo aplazado o no realizado, cariño olvidado que es tanto, compro todo tipo de amor congelado del que queda en tu ser estampado, amor de adolescente que se sabe engañado, amor ingenuo por primera vez pagado, compro la rabia del amor roto por el deseo de los besos no dados.


    Vendo maquinas visionarias que tatuan en tu alma la necesidad diaria ,de tocar piel metalizada de colores malva,piel de noches ganadas a la niebla y a la helada,piel ajena que en su escalofrio te guarda,piel con pintura de plumas, que son cosquillas de cremas afrodisiacas,que por tu piel de esponja vibradora se derraman

    Busco miradas furtivas y miradas directa que son ciertamente las mismas, gestos breves que son auténticos comunicados, y roces que valen más que muchos abrazos. Busco choques inesperados capaces de parar la rutina del tiempo, y encuentros fortuitos que son como incendios, simples tropiezos que se repiten y te dicen. Busco en el autobús, en el metro, en el tren, en el avión o en el taxi.. tan solo un casi.



    Cambio estilos de pensar, formas de actuar, antifaces, caretas y mascaras. Cambio y recambio corses y corazas, mania, insistencias, repeticiones, frustraciones sueños rotos e hipocresías. Recambio la insana inquina, la mala envidia. Cambio vulgaridad por mediocridad que es casi lo mismo. Cambio el aburrimiento y la soledad, que son la limitacion más torpe y la otra mayoritariamente una enfermedad

    ResponderEliminar