24 abr. 2012


De pronto vuelvo 
a la noche
con mis zapatos de agua.

Me desnudo
en el lento
ejercicio de mis manos
y busco
solamente
un objeto mío,
un pequeño barco,
un cometa,
un circo de inventadas cosas,
figuras cotidianas,
tuyas y mías,
que amo.

Pero sé
que de pronto
me vuelvo inaccesible
y vuelvo a ser silencio
y llama oscura,
donde mi barco
se escapa de tu orilla.

[p72.jpg]


Mía Gallegos








7 comentarios:

  1. ¿Así soy yo o seremos así todas las mujeres??? Qué lindos versos. Bicos, Nina

    ResponderEliminar
  2. ...llama que no alumbra, orilla que no acoge, ...el querer es accesible, entrega y desnuda ...

    ResponderEliminar
  3. Un barco inalcanzable...
    Por algo será.

    ResponderEliminar
  4. Quizá haya que ser menos exigente, o más condescendiente.

    ResponderEliminar
  5. Qué letras tan bonitas!!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar