24 mar. 2012


Hay quienes imaginan el olvido
como un depósito desierto, una
cosecha de la nada y sin embargo
el olvido esta lleno de memoria.


Hay rincones del odio por ejemplo
con un rostro treinta veces ardido
y treinta veces vuelto a renacer
como otro ave fénix del desahucio. 

Hay arriates de asombro
con azahares sedientos de rocío
hay precarias lucernas del amor
donde se asoman cielos 
que fueron apagados por la huesuda
 o por la indiferencia
y sin embargo siguen esperando.


Aunque nada ni nadie los desangre en voz alta
ni el desamparo ni el dolor se borran
y las lealtades y traiciones giran
como satélites del sacrificio.


En el olvido encallan, buenas y malas sombras
huesos de compasión sangre de ungüentos
resentimientos inmisericordes
ojos de exilio que besaron pechos.

Hay quienes imaginan el olvido
como un depósito desierto, una
cosecha de la nada y sin embargo
el olvido está lleno de memoria.

Mario Benedetti

 
 










6 comentarios:

  1. Mi apoyo total desde el País Vasco.
    Soy vasco pero desde luego me siento ciudadano del mundo y siempre me he sentido especialmente atraído por Argentina, Uruguay y Chile. Por qué, creo que primero porque crecí cuando se empezaba a conocer el horror de sus dictaduras. Segundo porque siempre he sentido el caso de Allende como un paradigma que trasciende Chile. Y por último por mi fascinación por vuestra literatura (Cortazar, Pizarnik, Borges, Carpentier, Neruda, Girondo, German, Benedetti, Bolaño,...)

    ResponderEliminar
  2. Contigo siempre, y más en este día. Con vos, con todos vosotros.

    ResponderEliminar