28 mar. 2012


Es necesaria
cierta dosis de ternura
para comenzar a andar
con tanto en contra,
para despertar
con tanta noche encima

es necesaria 
cierta dosis de ternura
para adivinar,
en esta oscuridad,
un pedacito de luz,
para hacer del deber
y la vergüenza 
un orden

es necesaria 
cierta dosis de ternura
para quitar de en medio
a tanto hijo de puta
que anda por ahí

Pero a veces no basta 
con una dosis de ternura
y es necesario agregar
una cierta dosis de plomo.


Cada una de mis mitades no 
podría existir sin la otra.
¿se puede amar la intemperie sin odiar la jaula? ¿vivir sin morir, nacer sin matar?

En mi pecho, plaza de toros, 

pelean la libertad y el miedo.




Eduardo Galeano





5 comentarios:

  1. ¿se puede amar la intemperie sin odiar la jaula?
    ¿vivir sin morir, nacer sin matar?

    y se paso la noche dandole vuelta a cuestiones como estas...

    ResponderEliminar