11 ene. 2012



IX - Conduciendo bajo la lluvia...
Conduciendo bajo la lluvia,
la luna es del color de los coches que pasan.
Atrás queda el pequeño
hotel de carretera junto a un bosque.
Conduciendo bajo la lluvia,
en los jardines públicos brillan ángeles fríos.
Atravesando calles
tranquilas,
soledad edificada.
Conduciendo de vuelta hacia nosotros mismos.
La última frontera es nuestro corazón.


Riding in the rain
De "Asuntos personales" 1991
Benjamín Prado




11 comentarios:

  1. La última frontera es nuestro corazón... es una aduana que hay cruzar de clandestino.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Que lindor de poema!...
    Imagino la hermosura de los paisajes tipo ingleses,como en los cuentos de Connan Doyle...un "hotel de carretera junto al bosque"...

    Una hermosura!

    Besoteee!

    ResponderEliminar
  3. Y ese ha de ser el lugar al que todos queremos llegar....Bico, Nina

    ResponderEliminar
  4. la lluvia, ojala todos la pudieramos disfrutar, un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Que bueno ese final "la última frontera es nuestro corazón"

    abrazos totales.

    ResponderEliminar
  6. Muy bonito Nina. Yo también adoro el final.

    Gracias por pasarte por mi casa. Un placer que lo hagas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Antesdeayer releyendo a mi poeta de cabecera me topé con este poema.

    Y casi publico en mi blog "...calles tranquilas, soledad edificada".

    ResponderEliminar
  8. conduciendo bajo la lluvia, de vuelta y hacia mi misma me da una sensación de desamparo y soledad que lloraría a gritos.
    un beso.

    ResponderEliminar
  9. Siempre de vuelta hacia nosotros mismos.

    :)

    Adoré el paragüas, debo decirlo.

    Abrazo!

    ResponderEliminar