3 feb. 2011


"Siempre- decía- llevamos una máscara, una máscara que nunca es la misma sino que cambia para cada uno de los papeles que tenemos asignados en la vida: la del profesor, la del amante, la del intelectual, la del marido engañado, la del héroe, la del hermano cariñoso. Pero ¿qué máscara nos ponemos o qué máscara nos queda cuando estamos en soledad, cuando creemos que nadie, nadie, nos observa, nos controla, nos escucha, nos exige, nos suplica, nos intima, nos ataca? Acaso el carácter sagrado de ese instante se deba a que el hombre esta entonces frente a la Divinidad, o por lo menos ante su propia e implacable conciencia."


Ernesto Sabato -"Sobre héroes y tumbas"



11 comentarios:

  1. Me saqué unas cuantas máscaras y tengo miedo de ver lo que hay detrás de todas...

    ResponderEliminar
  2. Esta tan difícil usar siempre la misma, la propia, la que nos sienta cómoda.

    Pero no imposible.

    Creo que por eso a mi la soledad me sienta tan bien.

    ResponderEliminar
  3. Hola nina!... si buscas la etimologia de la palabra "persona" te sorprenderá que proviene del latin "persona" que significa MASCARA.... creo que todos somos mascaras... hasta cuando estamos con nosotros mismos.... te recomiendo leer al sociologo Ervin Goffman, quien retoma el concepto de fachada para desplegar todo su desarrollo teorico social... un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Nina, creo que una de las funciones de las máscaras está dado por el pertenecer; aprendemos que para ser aceptados debemos comportarnos de tal o cual manera. Besos

    ResponderEliminar
  5. Siempre tan oportunas tus entradas!

    (encantada de tenerte por face)

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hmmm...tantas máscaras en distintas circunstancias, que es difícil saber cuál es nuestro verdadero rostro.. o mirarnos al espejo sin atinar a buscar una nueva máscara que nos oculte lo que vemos..

    Preciosas entradas, Ninita, me encantan!
    Besotes y - por si las moscas - que pases un hermoso finde!

    ResponderEliminar
  7. Hay que animarse y mirar, que cara tenemos cuando no ponemos ninguna cara!

    tucuMALA

    ResponderEliminar
  8. uno de los mejores fragmentos de ese libro, es genial!
    me gusta tu blog!te sigo..
    si te gusto lo ultimo q leiste en el mio, te invito a q leas dia 1, dia 9, dia 15, dia 23, dia 29 y dia 30 q son los primeros capitulos de la historia q leiste, asi podras entender mejor la trama!
    un beso grande.

    ResponderEliminar
  9. que buena entrada. y que bien blog.. voy a seguir leyendo. pasas linda?

    ResponderEliminar
  10. Siempre hay una mascara, pasa que la de algunas personas es tan horriblemente notoria, se sabe tanto que lo que vemos no es lo que dice ser, que me da asco... al menos que la chamuyen mejor...


    Un beso.
    Facu.

    ResponderEliminar
  11. Las mascaras son las de una obra de teatro, el publico las ve y cree ese personaje, los disfruta, y el actor también, pero cuando termina la obra, cuando ya las aplausos fueron dados, y cuando el publico se fue, el actor se saca la mascara y tiene la necesidad de mirarse a un espejo, para darse cuenta de que la realidad no es detrás de una mascara, sino que hay mucho mas, el actor después de la obra tiene que hacer lo mismo que el publico momentos antes, creerse el personaje que tiene frente al espejo, saber que ya no esta detrás de una mascara.
    Me gusto mucho tu blog :), realmente cada vez somos mas los que pensamos como Amelie, son tiempos difíciles para los soñadores..

    Un beso enorme! suerte..

    ResponderEliminar