3 nov. 2010



Siempre empezó a llover
en la mitad de la película,
la flor que te llevé tenía
una araña esperando entre los pétalos.
     
Creo que lo sabías
y que favoreciste la desgracia.
Siempre olvidé el paraguas
antes de ir a buscarte,
el restaurante estaba lleno
y voceaban la guerra en las esquinas.
      Fui una letra de tango
para tu indiferente melodía
.


Julio Cortázar



5 comentarios:

  1. Oscuro, creo que no es conocido, yo lo había leído hace un tiempo en alguna parte, y no sé porque ayer me acorde de el. Calculo por el día, y como me sentía ...
    YESS, es cierto es lindo y al mismo tiempo muy triste. Eso logra Cortazar, mezclar sentimientos.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar