24 oct. 2010

Paradoja de la Clasificación



"Se toman a todas las personas del mundo, y se las clasifica en interesantes y no interesantes.
En la lista de no interesantes debe estar la persona menos interesante del mundo.

Sin embargo, este hecho ya la hace interesante, por lo que hay que pasarla a la lista de personas interesantes. Ahora, habrá otra persona que será la menos interesante del mundo, por lo que se repite el proceso.

De esta forma, al final todas las personas pasan a la lista de personas interesantes, quedando la lista de personas no interesantes vacía. Por tanto, todas las personas del mundo son interesantes.

Paradoja derivada de otra pardoja de Edwin F. Beckenbachh, quien demostraba que todo número entero positivo era interesante. 

¿Que ocurriría si en vez de buscar a la persona menos interesante en la lista de no interesantes, buscásemos a la persona más interesante de la lista de interesantes?

Las listas quedarían como están. La paradoja se presenta cuando se busca en la lista de no interesantes. Se puede utilizar cualquier criterio, y la paradoja se presenta".



M. C. Escher:
Su obra experimenta con diversos métodos de representar espacios paradójicos que desafían a los modos habituales de representación.


4 comentarios:

  1. Igualmente quién tiene autoridad suficiente para decretar quién es o no interesante, bajo qué parámetros.
    Todos los son por algún motivo y esa imagen es genial.

    ResponderEliminar
  2. ¡Sí, ni hablar!estoy de acuerdo. Pero me resculto interesante la paradoja; y el hecho de concluir que todas las personas del mundo son interesantes por algún motivo o característica.

    ResponderEliminar
  3. Si, totalmente.
    La paradoja es genial, al igual que la imagen.

    ResponderEliminar